jueves, 19 de abril de 2012

La gestión de residuos como fuente de beneficios


Por: Pablo Fernandez S. Uno de los mayores dolores de cabeza de la gestión ambiental es el manejo correcto de los residuos, algo esencial sobre todo en grandes empresas de manufactura o de extracción. En la mayoría de los casos esta labor representa costos negativos para la empresa y la gestión de residuos es a menudo considerada como una piedra en el zapato, un precio a pagar lógico de acuerdo a la actividad que se lleve a cabo.

La pregunta trascendental en este apartado de la Gestión Ambiental es ¿cómo incrementar la productividad reduciendo el impacto ambiental a través de la gestión de residuos?. Nada simple, si consideramos que las herramientas para lograrlo a través de prácticas comunes no nos dejan conformes regularmente. En este contexto, la buena noticia es que el Comité ISO acaba de redactar recientemente una nueva Norma para lograr que la gestión de desechos se convierta en un verdadero beneficio económico y ambiental.

Según ISO, las nuevas normas que vienen al rescate en este tema tienen el objetivo específico de ayudar a que los costos de la empresa relacionados con la gestión de residuos y emisiones puedan ser un catalizador del rendimiento ambiental. Específicamente, la Norma ISO 14051:2011 "Environmental Management - Material flor cost accounting - General framework" ayuda a las organizaciones a comprender mejor las consecuencias ambientales y financieras de sus prácticas energéticas, de forma que puedan identificar oportunidades para mejorar el rendimiento.

Elementalmente, esta Norma establece un método de manejo de información llamado MFCA (Material Flow Cost Accounting) el cual puede ser utilizado para rastrear y cuantificar el flujo de almacenamiento,  entrada y salida de materiales en una organización. Con herramientas de simple aplicación, el sistema ayuda a identificar prácticas de uso energético y gestión de materiales, traduciéndolas en término de costos. Esta información puede ser luego aplicada para reducir pérdidas e incrementar las ganancias.

Según Katsuhiko Kokubu (miembro del grupo de trabajo que desarrollo la Norma) "muchas organizaciones no conocen la amplitud del costo que significan sus pérdidas materiales porque estos datos son a menudo difíciles de extraer de cuentas de información convencionales y Sistemas de gestión ambiental. Por el contrario el método MFCA “produce información precisa y clara que puede motivar a los gestores a mejorar la productividad de los materiales utilizados y reducir significativamente los residuos innecesarios de forma más efectiva que a través de medios convencionales".

Otro punto positivo es que el método MFCA es aplicable a todas las industrias, incluyendo empresas extractivas, de manufactura, servicios, entre otras, y puede ser implementado por organizaciones de cualquier tamaño y escala, con o sin Sistemas de gestión ambiental implementados, tanto en países en vías de desarrollo como en países industrializados.

Finalmente, de acuerdo a Kokubu "lo importante es que no solo las organizaciones incrementan sus beneficios sino que además mejoran su performance ambiental contribuyendo al desarrollo sostenible". De esta manera el método MFCA se convierte en otra herramienta vital de la gestión ambiental y muy simple de implementar debido a su diseño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario